¿Qué es el síndrome de la pantalla y cómo tratarlo?
2632
post-template-default,single,single-post,postid-2632,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
Posición recomendable para trabajar al ordenador

¿Qué es el síndrome de la pantalla de visualización (SPV) y cómo tratarlo?

El uso de pantallas de visualización de datos (ordenadores y otros dispositivos electrónicos) se ha convertido  en una actividad cotidiana en todos los ámbitos de la sociedad, lo que puede suponer  muchas horas de dedicación al día.

Esto ha propiciado la aparición de una nueva patología: el síndrome de la pantalla de visualización.

Los síntomas suelen tener poca importancia, pero son molestos y preocupan al paciente.

  • A nivel ocular:  los síntomas más comunes son irritación, sensación de cuerpo extraño, quemazón, picor, pesadez de párpados y lagrimeo.
  • A nivel visual: pueden ser la aparición de visión borrosa, visión doble, fatiga,  sensibilidad a la luz e incluso la fotofobia. Dolor de cabeza, náuseas, mareos, rigidez y dolor de hombros, cuello y espalda se pueden presentan en casos más severos.

 

Estos síntomas se deben fundamentalmente a dos motivos:

El sobreesfuerzo acomodativo:

La imagen presentada por una pantalla demanda mayor esfuerzo visual para conseguir un enfoque  adecuado, por lo que se exige mayor esfuerzo a  los músculos oculares responsables de dicho enfoque visual.

Por otro lado estos trabajos requieren un alternante cambio de enfoque a diferentes distancias y alturas para poder cubrir correctamente pantalla, teclado y documentos, lo que provoca un gran esfuerzo acomodativo a lo largo de la jornada de trabajo.

 

La alteración de la película lagrimal:

La película lagrimal es una fina capa que cubre y protege el ojo y que, en condiciones   normales,  se recompone continuamente mediante la producción de  lágrima sumada al reflejo normal del parpadeo.

Con el uso continuado de pantallas, la película lagrimal se desestabiliza por dos motivos oculares:

  1. La disminución de la frecuencia del parpadeo debida al esfuerzo de fijación y al grado de concentración.
  2. El aumento de la apertura palpebral como consecuencia  a la adaptación a las diferentes distancias y alturas de enfoque que conlleva el incremento de la superficie de evaporación de la lágrima.

Otros  factores favorecedores para la aparición de estos síntomas son:

  1. Factores ambientales: el calor, el bajo grado de humedad, el humo del tabaco.
  2. Factores oculares: los síntomas se agravan en sujetos con  ojo seco (enfermedades sistémicas, menopausia, embarazo, medicamentos) o en portadores de lentes de contacto.

 

Cómo mejorar nuestro puesto de trabajo

Debemos descartar la presencia de cualquier defecto visual corregible con gafa antes de realizar cualquier modificación de nuestro puesto de trabajo. Por tanto, es indispensable someternos a un examen visual  periódico. Una vez descartado o corregido, podemos empezar a aplicar los siguientes consejos con el fin de, si no erradicar, al menos minimizar la sintomatología:

  • Situar la pantalla del ordenador algo inferior a nuestros ojos (formando un ángulo de 30º) y  a  una distancia de 50-70 cm. Optimizar la resolución y el contraste de la pantalla, ajustando también la luz ambiental para evitar reflejos y deslumbramientos.
  • La posición en la silla tiene que ser erguida y las piernas deben formar como mínimo un ángulo de 90º. También es importante adecuar la altura de la mesa.
  • En cuanto al entorno: procurar un grado de humedad adecuado, conseguir un ambiente térmico correcto, evitar el humo del tabaco, recibir iluminación indirecta y poco intensa
  • Realizar pausas periódicas durante la jornada laboral: en la medida de lo posible cada hora descansar al menos 2 minutos para romper el estrés visual en cerca, intentando cambiar de posición y/o alternar tareas que no requieran ordenador.
  • Cada cierto tiempo parpadear conscientemente, de forma lenta y efectuando un barrido ocular completo. El uso de lágrimas artificiales es un gran complemento.

Síndrome de la Pantalla SPV

D. Alfredo López

Optometrista de Clínica Virgen de Luján

Si quieres más información ponte en contacto con nuestro equipo de especialistas o llama al 954 28 00 00.

Etiquetas:
Sin Comentarios

Escribe un Comentario