¿Cómo Prevenir el Estrés y la Fatiga Ocular? - Innova Ocular Virgen de Luján
4071
post-template-default,single,single-post,postid-4071,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
Estrés y fatiga ocular

Fatiga ocular ¿puede prevenirse?

Vivimos en la era de las nuevas tecnologías y nuestros ojos van de pantalla en pantalla. Horas y horas frente a ordenadores, smartphones, televisores, tabletas… hacen que produzcamos un esfuerzo muscular excesivo durante un largo periodo de tiempo con los ojos y esto, en muchísimas personas, ocasiona sequedad, picor, enrojecimiento de los ojos y dolor de cabeza, entre otros síntomas. Es lo que se conoce con el nombre de fatiga visual o astenopia.

En la mayoría de los casos, la fatiga ocular está relacionada con hábitos inadecuados y exceso de “trabajo ocular”. Los factores relacionados con la aparición de cansancio incluyen la concentración visual en un objeto durante largo tiempo, la mala iluminación y el paso de luz natural a luz artificial, los centelleos, oscilaciones y movimientos de imágenes en una pantalla.

Los síntomas y signos más frecuentes de la astenopia son sensación de pesadez en los ojos, sensación de tensión ocular, enrojecimiento ocular, escozor, aumento de la secreción de lágrimas, cefaleas, disminución de la agudeza visual, percepción borrosa de los objetos o diplopía, generalmente esporádica.

¿Qué podemos hacer para evitarlo? Los oftalmólogos del equipo de Innova Ocular Virgen de Luján nos aconsejan lo siguiente:

  • Hacer descansos oculares

Puedes seguir la regla 20-20-20 que consiste en cada 20 minutos quitar los ojos del teclado y mirar hacia algo alejado unos 20 pies (unos 6 metros) durante al menos 20 segundos. Se aconseja tomar un descanso cada 15 a 30 minutos de entre uno a tres minutos. En este tiempo se sugiere hacer otras tareas que nos permitan apartar la vista del monitor. También es beneficioso cerrar los ojos durante algunos segundos.

  • Vigilar a menudo la postura de trabajo

Debemos situar nuestro monitor frente a nosotros y a una distancia aproximada de entre 50 y 100 centímetros de nuestros ojos. Si sentimos la necesidad de acercarnos para leer la letra pequeña, entonces debemos aumentar el tamaño de la fuente. Mantengamos siempre la parte superior de la pantalla al nivel de los ojos o por debajo para mirar ligeramente hacia abajo al trabajo. Si estamos utilizando gafas bifocales y tendemos a inclinar la cabeza hacia atrás para ver a través de la parte más baja de las gafas, consideraremos bajar el monitor varios centímetros o utilizar gafas diseñadas específicamente para trabajar con el ordenador.

  • Utilizar lágrimas artificiales

Si se nos presentaran síntomas como el ojo seco, el uso de lágrimas artificiales puede ayudarnos a prevenir que las sesiones prolongadas ante la pantalla del ordenador agudicen este síntoma de agotamiento. No debemos confundir estas lágrimas con aquellas que eliminan el enrojecimiento de los ojos pues empeoran el síntoma que pretendemos combatir.

  • Reducir los reflejos en nuestras pantallas

La iluminación brillante y los reflejos pueden fatigar los ojos y hacer difícil ver objetos en la pantalla. Para comprobar los reflejos, podemos sentarnos frente al ordenador con el monitor apagado y observar la luz e imágenes reflejadas para detectar cualquier reflejo intenso. Las fuentes superiores o las que nos llegan desde atrás son las que más problemas presentan, de igual forma que las luces fluorescentes o luz solar.

  • Pestañear a menudo para refrescar los ojos

Es muy habitual que cuando trabajamos frente al ordenador pestañeamos menos de lo habitual, produciéndose en muchos casos los ojos secos como resultado. El pestañeo produce lágrimas que humedecen y refrescan los ojos. Debemos por tanto hacer un esfuerzo consciente por pestañear más a menudo.

Aunque la fatiga ocular no nos debe alarmar, los profesionales del Grupo Innova insistimos en resaltar la importancia que tiene visitar, al menos una vez al año, a nuestro oftalmólogo para evitar molestias, alteraciones y la aparición futura de posibles males mayores.

Si quieres más información ponte en contacto con nuestro equipo de especialistas o llama al 954 28 00 00.

Sin Comentarios

Escribe un Comentario